Corrupción K: condenaron a Romina Picolotti a tres años de prisión en suspenso

Corrupción K: condenaron a Romina Picolotti a tres años de prisión en suspenso
Compartir

La ex secretaria de Ambiente entre 2006 y 2008 fue encontrada culpable del delito de defraudación en perjuicio de la administración pública por haber utilizado fondos del Estado para gastos personales. Fue inhabilitada de por vida para ejercer cargos públicos y deberá devolver casi 7 millones de pesos.

 La ex secretaria de Ambiente y Desarrollo Sustentable Romina Picolotti fue condenada por el Tribunal Oral Federal 6, a tres años de prisión en suspenso y deberá devolver casi 7 millones de pesos al ser encontrada culpable del delito de defraudación en perjuicio de la administración pública.

Estaba acusada de haber utilizado fondos del organismo para gastos personales y de familiares. Asimismo, Picolotti quedó inhabilitada de por vida para volver a ejercer cargos públicos.

Según detalló Infobae, a Picolotti la condenador por unanimidad los jueces Sabrina Namer, Rodrigo Giménez Uriburu y Guillermo Costabel. Además, los magistraron le mantuvieron la obligatoriedad de presentarse en el consulado argentino en Miami una vez por mes entre los días 1 y 5.

El fiscal federal Diego Luciani había pedido que Picolotti fuera condenada a tres años y nueve meses de prisión. También solicitó que se la obligue a devolver casi siete millones de pesos por el perjuicio al Estado nacional. Por su parte, el abogado de la ex funcionaria, Felipe Trucco, había reclamado la absolución.

“Lamento profundamente que el Estado haya gastado 14 años de recursos, sobre todo el tiempo de los magistrados aquí presentes, para lo que es evidente: que yo no cometí delito alguno”, dijo Picolotti ante el TOF 6, antes de conocerse la sentencia.

Debido a la pandemia del coronavirus (Covid-19), la audiencia de los alegatos finales y sentencia, se realizó de manera virtual. Comenzó a las 8 de la mañana con algunos problemas de audio y video de parte de Picolotti, quien reside en Estados Unidos desde 2015.

En su alegato, el fiscal Luciani sostuvo: “Hubo un manejo absolutamente irregular de parte de Picolotti de los fondos públicos. Fue un verdadero fraude en el ejercicio de la función pública. Se pagaron comidas o almuerzos casi diariamente sin justificación, se pagaron pasajes de avión para familiares y amigos que no tenían relación con la secretaria y costosos vuelos charters”, advirtió el fiscal.

Entre los gastos, el fiscal puso de relieve comidas en parrillas, desayunos, restaurantes de sushi, flores, productos de farmacia, alimento balanceado para perros, carga de combustible, lavado de auto, servicio de lavado de ropa, compra de piedras aromatizadas, sahumerios. Y en su alegato expuso las facturas de varios de ellos.

Uno de los tickets que expuso fue uno de los gastos que más llamó la atención. Es de 77,50 pesos en “Hooters”, un bar que era atendido por mujeres semidesnudas y lleva escrito un “Muchas gracias”. Otro gasto, en el local Pigmento, dice “regalo Flor y Sofi de cumpleaños”.

La Fiscalía sostuvo que el monto actualizado de esos gastos es de 6.941.170,25 de pesos que pidió que los devuelva como parte de la condena.

La defensa de Picolotti pidió la absolución. Sostuvo en su alegato que “las pruebas demuestran la inexistencia del hecho” porque no está comprobado que la firma de los comprobantes de los gastos sea de Picolotti.

Asimismo, también pidió la absolución por la “duración irrazonable del proceso” que lleva 14 años. Y también la nulidad de la indagatoria y de la elevación a juicio del caso. Mientras que el fiscal pidió que se rechace ese planteo.

La causa se inició en 2007 y fue investigaba por la jueza federal María Servini y el fiscal Guillermo Marijuán. El caso fue elevado a juicio oral en 2015 y el proceso comenzó en febrero de este año.

Apenas se conoció la decisión de la Justicia, el fiscal Guillermo Marijuan se mostró “muy contento de la condena a Picolotti, por todo el trabajo que realizó mi equipo de la Fiscalía Federal N° 9”.

Uno de los que aún no se refirió al caso, es el presidente Alberto Fernández, quien era Jefe de Gabinete cuando la denunciaron a Picolotti. Por entonces, realizó una encendida defensa pública de la ex secretaria de ambiente. Y consideró que las acusaciones eran falsas. Y aseguró que las denuncias en su contra forman parte de una “operación política” contra el Gobierno. Este lunes, para la justicia de primera instancia, hay pruebas suficientes para condenar a Picolotti por corrupción.

El entonces jefe de Gabinete, Alberto Fernández, salía a respaldar en 2007 a la secretaria de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Romina Picolotti, y aseguraba que las denuncias en su contra forman parte de una “operación política” contra el Gobierno. FOTO NA: Mariano Sanchez
Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *